LISTADO CRITICAS | Más recientes | Más Valoradas | Más Votadas | Más Leídas | Todas |

Deseando amar (2000) 18/12/2010
Una crítica de José Luis Martínez Orea

Año: 2000   Guión: Wong Kar-Wai   Música: Michael Galasso   Fotografía: Christopher Doyle   Título original: Dut yeung nin wa
Intérpretes:


Desde que vi la película del todavía joven director de cine Wong Kar-Wai, he intentado buscar todas las que ha rodado; todavía me falta alguna por ver. Nació en Shanghai en 1958 y con su familia emigró a los cinco años a Hong-Kong, ha recibido todos los premios y homenajes desde el de director en Cannes; y, lo más importante, ha llamado la atención de todo el mundo, con su lenguaje técnico y poético; en su país es ya un cineasta de culto.




La primera película suya que yo vi fue Dut yeung nin was o lo que es lo mismo In the Mood for Love o Deseando amar del año 2000. La siguiente y complementaria de esta 2046 con el mismo intérprete Tony Leung. Luego vería otras como Chung-King Express, My Bleuberry Nights, Happy together etcetera.

Excepto esta última que narra la historia de amor violenta, tierna y bastante explícita de dos homosexuales en la pobreza y angostura de las casas de comida china del Buenos Aires más pobre,(con tangos y música hispanoamericana de fondo), todas las otras películas son historias sentimentales entre un hombre y una mujer, procesos amorosos de una pareja, con una estética visual única.

Deseando amar es una historia de amistad, de deseo (y parece que también amorosa) entre un hombre y una mujer, periodista y secretaria, que viven en el mismo piso-pasillos, escaleras, cuchitriles, vivienda compartida, de un Hong-Kong de época, los 60- ambos entablan amistad en los sucesivos y continuos encuentros. Se enteran de que sus respectivos cónyuges, mantienen una relación amorosa, lo que hace que se junten y nazca una historia sentimental entre ellos, cuyo secreto es el argumento de la película. Al director no le ha interesado la relación, ni la culpa del marido o mujer adúlteros, por lo que no aparecen nunca, todo el interés está en su historia sentimental, cómo va creciendo en los diferentes encuentros la amistad, el deseo y el amor.

El acierto mayor es que la película sea de época pasada. Su punto de vista marca el paso de los años, mientras crece el melodrama y luego va deteniendo el tiempo con cortes en distintas ciudades hasta el the end final.

Es un melodrama retro de época cuya técnica estilística es, sobre todo, poética, lograda por la repetición formal de elementos:

a) La música. Toda la cinta está mecida como por un vals (creo que es de Mikael Galasso, y pareciera que lo bailan lentamente los protagonistas) desde el comienzo hasta los títulos del final; y también las canciones latinas que Nat Kig Cole grabó en Méjico y tocaban las orquestas filipinas (Ansiedad, Dime cuando tú vendrás...) y que inician cada escena sentimental con su tono susurrante, intimista, aturdimiento necesario, misterio lírico.

b) Ambientes. Se repiten los encuentros en varias ciudades: Hong-Kong, Shanghai y finalmente en la Camboya comunista de Angkov Vat, no por significación política sino poética, de época y por ser el templo de los celos y el amor. Pero interesan más los decorados interiores, la oficina, los pasillos, las escaleras, habitaciones comunes, lugares pobres, angostos, que crean un ambiente difícil para vivir esta historia de amor.

c) Vestidos. El vestuario marca el cambio de lugares y épocas. Como un pintor empieza con la época azul; después pasa al rojo; hay una época de floreado Matise; el naranja etcétera.

d) También hay repeticiones y cambios en la cocina que indica, sitios, gustos, usos, épocas y meses, que son casi inapreciables para nosotros.

Con las repeticiones y mezclas, y además el decorado, consigue Wong Kar-Wai su lenguaje poético, muy realista, de un melodrama moderno de época.

El lenguaje real es parco y el corporal escaso, con contraste con sus decorados estudiadísimos; Espejos y sus reflejos descentrados, nimbos de color flotantes, primeros planos congelados para mostrar el melodrama intenso, composición de fondos en una imagen o la cámara manual que se despista y va a parar a un zapato. El decorado y el color sirven para crear ese melodrama al que estamos asistiendo..

De la relación entre la música y las imágenes cito a Bresson: "que las imágenes son como las modulaciones de la música", "todos esos efectos se pueden extraer de la repetición (de una imagen, de un sonido)", "Ambos imágenes y sonido, trabajan en una especie de relevo". En esto Wong Kar-Wai es un auténtico maestro en la frialdad distanciadora o la calidez de los sentimientos, en crear una sintaxis cuya semántica más allá de la historia de amor, es la relación entre deseo y deber, entre pasión y fingimiento, instinto y represión, añoranza, soledad o vacío.

2046, la segunda película que comento también es una colaboración de Francia y China. Tiene el mismo protagonista, Tony Leung, al que encierra como en Deseando amar en una habitación de hotel (El número de habitación de aquella película era precisamente 2046).También esta película es una historia sentimental, con lo que engarza con aquella y de la que es complementaria.

En realidad 2046 que tiene una estructura complicada en:

a) El título de la película.

b) El número de la habitación donde se veían los protagonistas de Deseando amar.

c) Un conjunto de historias reales y soñadas, confundidas ambas, historias sentimentales con las mujeres que conoce, y lleva a esa habitación. Casi todos estos episodios suelen acabar mal.

d) Una fecha del futuro a la que lleva la historia soñada.

e) El título de la novela soñada de ficción que escribe en esta habitación.

f) Finalmente el conjunto de esta historia sentimental de historias sentimentales.

Si cada historia o melodrama es una maravillosa película, esta es la suma o culminación de una poética cinematográfica en el mejor sentido pasoliniano. Cada historia sentimental con su principio, desarrollo y fin, con su cadencia, tono y música, es una obra de arte y la totalidad una suma del cine.

Están las otras películas que cité al principio, pero son estas dos Deseando amar y 2046 la clave de su obra. Si no habéis visto ninguna película de Wong Kar-Wai, recomendaría que vierais primero estas dos y a ser posible juntas. Y que os gusten tanto como a mí.

Esta crítica de Deseando amar ha sido leída 1589 veces.

Ha recibido 13 votos y está valorada con un 7,38.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:

Recomienda en Facebook critica deseando amar
Tuitear critica deseando amar
Wasapea critica deseando amar
Icono Whatshapp



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar