LISTADO CRITICAS | Más recientes | Más Valoradas | Más Votadas | Más Leídas | Todas |

Gravity (2013) 27/07/2016
Una crítica de Altaica

Año: 2013   Guión: Alfonso Cuarón, Jonás Cuarón   Música: Steven Price   Fotografía: Emmanuel Lubezki   Título original: Gravity
Intérpretes:

Referencias externas películas: Hijos de los hombres, 2001: Una odisea del espacio


Creo que estamos tan solo, lo que no es poco, ante una buena película. Y digo buena, pues en su conjunto resulta un ejercicio complejo en su desarrollo, pero no solo técnico, más aún en la dificultad que supone conducir a buen puerto un concepto argumental tan sencillo en su planteamiento, por mucho que podamos revisar algunos conceptos asomados.




Hay momentos realmente espléndidos que hacen pensar que Cuarón es un superdotado en el manejo técnico y de desarrollo, pues entre ésta e Hijos de los hombres, nos ha dejado algunos de los momentos más impresionantes de la historia del cine, no ya solo reciente. Sigo pensando que los dos planos secuencia de Hijos…, son apabullantes y de estudio obligado en cualquier escuela de cine. En Gravity el inicial es superlativo pero, como se ha dicho, no se nota y es tan natural y fluido que se muestra espontáneo en su malabarismo.

Secuencias imborrables en la memoria, movimientos de cámara alucinantes, trabajo de planificación complejísimo, planos subjetivos espléndidos (hay una secuencia que comienza desde el exterior mostrando a la protagonista, para sin darnos cuenta introducirnos sin cambio de plano en su casco y pasar en perfecta continuidad a ver un plano subjetivo, con cambio obviamente de sonido del exterior al interior, ¡increíble!), ausencia de flashback (hubiese sido un recurso fácil y, por otro lado, lógico para narrar el tortuoso pasado de la protagonista a nivel emocional, pero que su ausencia hace a la obra más capaz y, sobre todo, no traiciona el concepto inicial de todo su desarrollo en el espacio, probablemente condición conceptual sine qua non) … Pero…

Ese guión tan escueto se deja notar en demasía, pues asistimos a la reiteración continua de problema-angustia-solución en tantas ocasiones que produce cansancio y, lo que es peor aún, llegando a pensar que tantas “suertes” no son posibles. El personaje de Clooney se me antoja demasiado impostado en su perfección emocional y de casi manual de autoayuda, que ni tan siquiera su vinculación irónica lo dibuja creíble. Incluso su aparición alucinógena en la mente de Bullock, no solo rompe un momento muy especial de la película en la que ella reflexiona sobre la finitud y el terrible drama al intuir su indefectible cercanía, más se me antoja una necesidad de guión para compensar minutos de aparición de un primera línea como Clooney y que, por otro lado, vuelve a convertirse en el referente o motor cansino de la capacidad de superación (homilía del protagonista abusiva).

En este viaje de superación personal, más interior que física, creo que la única solución posible a partir de media película, hubiese sido un crecimiento interior de personajes, mejor personaje, que queda solo hermosamente esbozado en algunas secuencias, para continuar de forma ya innecesaria hacia más prodigios técnicos que ya habían quedado majestuosamente puestos de manifiesto. La secuencia de ella en postura fetal es magistral, debiendo haber entendido Cuarón que una vez demostrado tal despliegue técnico solo cabe el camino de la muerte de la protagonista, mostrarnos su angustia ya no física y si filosófica o existencial, así como demostrar que el viaje de la superación debe de estar ajeno al resultado, convirtiéndose en una suerte de periplo en sí mismo.

Sin que poco tengan que ver, en 2001: Una odisea del espacio, asistíamos a un viaje hacia el exterior con el objeto de encontrar una suerte de respuesta original, frente a Gravity que desde el exterior busca una suerte de respuesta que solo puede encontrarse en uno mismo, en el interior personal. Viajes inversos que en el fondo buscan lo mismo, pues a fin de cuentas no dejamos de explorar el universo para encontrar respuestas interiores. Y creo que ese guiño de Cuarón con Bullock en postura fetal frente a la ventana circular de la nave, refleja esa inversión conceptual entre ambas. Obviamente frente al feto de 2001.

Esta crítica de Gravity ha sido leída 432 veces.

Ha recibido 4 votos y está valorada con un 7,50.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:

Recomienda en Facebook critica gravity 2013
Tuitear critica gravity 2013
Wasapea critica gravity 2013
Icono Whatshapp



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar