LISTADO CRITICAS | Más recientes | Más Valoradas | Más Votadas | Más Leídas | Todas |

Lady Hamilton (1941) 14/07/2014
Una crítica de Father Caprio

Año: 1941   Guión: Walter Reisch, R.C. Sherriff   Música: Miklós Rózsa   Fotografía: Rudolph Maté   Título original: That Hamilton Woman
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Rouben Mamoulian

Greta Garbo

Charles Laughton

Referencias externas películas: La reina Cristina de Suecia, La vida privada de Enrique VIII, Rembrand


Con propiedad, podemos hablar de cine histórico. El amor de Lady Hamilton (Vivien Leigh), esposa del embajador de Inglaterra en Nápoles, William Hamilton y el héroe de la marina británica Lord Horatio Nelson (Laurence Olivier), fue una historia real y como prueba de fidelidad el guión escrito por R.C.Sherriff se nutrió de fuentes documentales tales como cartas y memorias.




Esto es ciertamente un valor pues en ocasiones, tras ver un film pseudohistórico, acabamos con los conceptos trastocados, y ello aunque estemos ante una cinematográfica obra maestra. Así, por ejemplo, la Reina Cristina de Suecia nunca abdicó por amor, y en cambio la película de Mamoulian y la actuación de la Divina son dos genialidades. Una vez más cine es cine y así debemos considerarlo.

En cine histórico, tengo a Alexander Korda por una autoridad. La vida privada de Enrique VIII y Rembrand, ambas con el gran Laughton, son dos clarísimos ejemplos de buen cine en general e histórico en particular. En Lady Hamilton, el reparto sigue siendo uno de los puntos fuertes,y la pareja Laurence Olivier y Vivien Leigh, recientemente casados, nos ofrecen dos interpretaciones francamente buenas, acompañados de Sara Allgood (como madre de Emma Hamilton), Allan Mowbray (William Hamilton) y Gladys Cooper (Frances Nelson) que confieren con sus actuaciones una calidad superior a la media (por lo que hace a los actores de reparto) en este tipo de producciones.

Aunque los Oscars, en ocasiones, no son un índice fiel de la calidad de un film, las cuatro nominaciones (Mejor fotografía en blanco y negro, mejor dirección artística en blanco y negro, mejores efectos especiales y mejor sonido, ganadora en ésta última categoría) algo nos dicen sobre un trabajo que merece la pena verse y que no defrauda.

Claro que, si nos situásemos en el entorno en que se realizó y estrenó la película seríamos testigos de las críticas que recibió: Por una parte por el hecho de que Korda abandonase Inglaterra en una situación bélica para dirigirse a los EEUU, por otra el carácter propagandístico de un film que presentando la figura de Napoleón Bonaparte como la de un dictador deseoso de dominar la totalidad del mundo y con el que cualquier tratado de paz sería imposible, se estaba retratando la figura de Hitler. Esto le costó un proceso político al mismo Korda por propaganda británica, un proceso que aplaudieron los partidarios de la neutralidad americana y los pro-germánicos. El ataque a Pearl Harbour, precipitó los acontecimientos y permitió la libertad de Alexander Korda.

Algún sector de la crítica habló de una mala historia aunque una buena propaganda británica. No estoy del todo de acuerdo, la historia no puede considerarse mala. Es una historia real y es posible que la verdad no sea tan comercial si no se la adereza de un chorrito de ficción que alegre a los espectadores. La compasión se pierde en los palacios de mármol. La frase no es mía pero me la apropio porque una historia de amor entre joyas artísticas, salones inmensos y balconadas sobre el Mediterráneo acariciado por la luna napolitana nunca es tan terrible, quizás por aquello que decimos aquí, a nuestra manera, las penas con pan son menos.

Es posible también que, con la imagen que se proyecta de los respectivos cónyuges, uno desinteresado por su mujer a la que trata como un adorno más de su palacio y otra que no parece cuidar demasiado su imagen para atraer a su esposo, se nos manipule a favor de aprobar el adulterio entre dos seres. Eso sí, el adulterio pareció no incomodar a las autoridades censoras mientras no hubiese escenas de cama. Hubo tan solo una y muy casta. Ella dándole sopitas a un Nelson rendido tras la campaña de Egipto.

Entiendo que debe verse y apreciarse en todo su valor, que lo tiene.

Esta crítica de Lady Hamilton ha sido leída 1252 veces.

Ha recibido 8 votos y está valorada con un 7,25.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:

Recomienda en Facebook critica lady hamilton 1941
Tuitear critica lady hamilton 1941
Wasapea critica lady hamilton 1941
Icono Whatshapp



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar