LISTADO CRITICAS | Más recientes | Más Valoradas | Más Votadas | Más Leídas | Todas |

Las carencias del cine mudo 25/09/2009
Un artículo de El Despotricador Cinéfilo


Referencias externas cineastas:

Buster Keaton

Charles Chaplin

Clarence Brown

Erich von Stroheim

F.W. Murnau

Frank Borzage

Harold Lloyd

Oliver Hardy

Stan Laurel
Referencias externas películas:
El séptimo cielo, Amanecer, El demonio y la carne, Avaricia

Tengo que reconocer un poco avergonzado que, a pesar de llevar sobre mis espaldas kilómetros de celuloide y miles de películas almacenadas en mi memoria, no soy un buen cinéfilo. Pues tengo una carencia que no consigo superar a pesar de los años, y eso que la he alimentado a conciencia, pero supongo que ya es irreversible: no tolero el cine mudo.

Sé, y lo digo muy sinceramente, que es algo terrible, pues cualquier cinéfilo (buen cinéfilo, quiero decir) clamará al cielo diciendo que en la mayoría de la producción del cine mudo se encuentran muchísimas de las mejores Obras Maestras que ha dado el cine, por no hablar de que técnicamente marcó las bases de la cinematografía y sentó cátedra en los postulados del Séptimo Arte. Y yo no discutiré eso, por Dios, pero, ay, ¿Es suficiente motivo para poder visionar un film mudo sin prejuicios?

Supongo que el problema nació porque yo me inicié en el cine mudo, como tantos otros, con genialidades de Chaplin, Keaton, Harold LLoyd, Stan Laurel y Oliver Hardy, etcétera, por tanto me sedujo brutalmente y empecé a amarlo de verdad; amor que fue aumentando cuando descubrí Obras Maestras como El séptimo cielo (Borzage, 1927) , Amanecer (Murnau, 1927), El demonio y la carne (Brown, 1926), y tantas otras.

Pero de repente la magia se apagó cuando con 15 ó 16 años vi la mítica Avaricia (1924, Stroheim) y me aburrió mortalmente sus 3 horas de metraje, y descubrí algo desconocido hasta entonces para mí: ¡¡¡ el cine mudo tenía intertítulos !!!, hasta entonces no había reparado en ello, como tampoco había reparado en que los actores no hablaban, pues me habían hechizado tanto esas otras maravillosas películas que habían bloqueado esas supuestas limitaciones técnicas, pues por mis retinas solo veían cine en estado puro.

Y ese fue el principio del fin, pues muchas obras (algunas de ellas muy alabadas por la crítica) produjeron el misma impacto en mí: aburrimiento y, lo que es peor, ser consciente de estar viendo una película de cine mudo. Ahora, tras tantos años de buen cine albergado en mi corazón (y por tanto, con conocimiento de causa) puedo llegar a entender porque algunos films mudos (insisto en lo de algunos, pues otros son espléndidos) lleguen a aburrir: y es por la exageración de las actuaciones, tan artificiales y artificiosas, tan teatrales, tan hijas de su época en definitiva.

Y realmente es una pena, porque mucha gente, al igual que yo, ya empieza a ver una película muda con prejuicios, y eso le motiva a desechar la mayoría de la producción de esa época, lo que lleva a un mal todavía mayor ¿cuántas joyas como Amanecer nos estaremos perdiendo solo por el miedo a aburrirnos? Y es que los miedos cinéfilos son a veces más dañinos para nuestra alma que los miedos reales.

Esta crítica de Las carencias del cine mudo ha sido leída 1562 veces.

Ha recibido 16 votos y está valorada con un 7,13.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:

Recomienda en Facebook critica las carencias del cine mudo
Tuitear critica las carencias del cine mudo
Wasapea critica las carencias del cine mudo
Icono Whatshapp



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar