LISTADO CRITICAS | Más recientes | Más Valoradas | Más Votadas | Más Leídas | Todas |

Marilyn 09/04/2013
Un artículo de El Despotricador Cinéfilo


Referencias externas cineastas:

Marilyn Monroe

Billy Wilder

Charles Chaplin
De niño nunca comprendí ni pude asimilar la enorme fascinación, popularidad, fervor, glamour y delirio que provocaba Marylin Monroe entre los millones de fans que tuvo en su época (y que sigue teniendo incluso hoy en día), así como ese portentoso magnetismo que la convirtieron en su momento en la estrella más famosa del mundo entero.

Excusa decir que mi opinión ha ido cambiando según fui adentrándome en la adolescencia y la madurez. De repente, sin tan siquiera darme cuenta, empecé a reparar y apreciar los motivos que la convirtieron en ese mito inmortal, en ese perpetuo icono del siglo XX y en ese inexplicable fenómeno sociológico (fenómeno que transciende totalmente a lo meramente cinematográfico para adentrarse directamente en la cultura popular, como también ha pasado con otro de los más grandes genios que dará jamás el cine: Charles Chaplin).

Marilyn, como cualquier mito y leyenda imperecedera, tiene más vigencia ahora que nunca y la mejor forma de demostrarlo es que yo nunca me he cuestionado si es una buena o mala actriz; de si tenía realmente talento o no; de si era convincente en sus papeles o se limitaba solo a interpretarse a sí misma . Nunca me lo he preguntado ni falta que hacía, pues la señorita Monroe tenía algo mucho más importante que todo el talento del mundo y era que producía magia cuando atinaba en la actuación, y que esa magia se convertía en un autentico celuloide, en cine en estado puro. Algo que está al alcance de muy pocas estrellas o incluso diría de casi ninguna. Pues, eso no es producto del buen quehacer del director, del ingenio del guionista o de la química con otros actores; era simplemente mérito suyo que en la escena más intrascendente la llenase de luz, de magia, de encanto, de erotismo y de chispa, de esa chispa que hacía detonar y conmover las emociones de sus millones de fans a lo largo del planeta.

Por ello sus mejores películas son aquellas que los directores (con Billy Wilder a la cabeza, por supuesto) fueron lo suficientemente inteligentes para saber captar con la cámara ese encanto natural que desprendía y esa inocencia/sensualidad/morbo que envolvía cada momento suyo en la pantalla. Esos momentos son cine puro. Mitomanía pura. Cuando las estrellas eran verdaderamente estrellas.

Esta crítica de Marilyn ha sido leída 1184 veces.

Ha recibido 4 votos y está valorada con un 6,50.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:

Recomienda en Facebook critica marilyn
Tuitear critica marilyn
Wasapea critica marilyn
Icono Whatshapp



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar