LISTADO CRITICAS | Más recientes | Más Valoradas | Más Votadas | Más Leídas | Todas |

Misión en la jungla (1961) 18/09/2013
Una crítica de Father Caprio

Año: 1961   Guión: Edward Anhalt   Música: Max Steiner   Fotografía: J. Peverell Marley   Título original: The sins of Rachel Cade
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Luis Buñuel

Silvia Pinal

Referencias externas películas: Simón del desierto, Narciso negro, Historia de una monja


Los pecados de Rachel Cade (título orignal del film) debieron ser perdonados en la traducción española. Así Misión en la Jungla tiene el mismo aroma a penitencia y sacrificio que dos padrenuestros y cinco avemarías. Y es que en los albores de los 60, lo verde aún empezaba en Los Pirineos y las españolas eran, oficialmente, castas Susanitas con ratón chiquitín. Pero tampoco hay que ser demasiado duro con aquellos censores guardianes infranqueables de nuestra moral y que nos preservaban de tantos pensamientos impuros. En realidad los pecados de Rachel se reducían a uno: al pecado de ser mujer con un cuerpo normal y deseos normales. Y si hasta a Simón del Desierto, feo como picio, en el film de Buñuel, se le aparecía la tentadora serpiente con cuerpo de Silvia Pinal, que menos que a Angie Dickinson se le aparezca una criatura beatífica, un Santo en todo su juvenil esplendor. Un Roger Moore pre Simon Templar y también pre Bond, en plan guaperas y deseoso de vivir bien y acomodadamente.




Sin embargo ese accidente aéreo que da con sus huesos en pleno Congo Belga unido a las costumbres “relajadas” de la población indígena son algo así como la leña, las brasas, las ascuas y lo que ustedes quieran sobre los que sopla ese diablillo pícaro como Cojuelo y así el piloto (Moore) presunto único superviviente (no se detienen a comprobar si hay más heridos), acaba desarmándola (a Rachel) de todas aquellas corazas protectoras de una vida dedicada a Cristo y a la Biblia. Y el desarme y la seducción tienen un fruto llamado Poly, un bebé blanco en una comunidad de color, incapaz de preguntar todavía ¿Qué haces en la guerra, Papi? Pues papá Moore debe retornar al frente ignorante del incremento familiar. Probablemente allí hubiese seguido en plan si te he visto no me acuerdo, de no ser porque el coronel Derode (Peter Finch) responsable militar del lugar, le escribe una misiva poniéndole en antecedentes.

Podría romper mi costumbre y convertir mi crítica en un spoiler descarado, pero no, uno es como es y tiene sus principios. Así que lo dejaré aquí, no sin antes advertirles que la mediocridad del film no es tanto consecuencia de la historia de partida, ni siquiera del trabajo de Angie Dickinson o Peter Finch. El film es mediocre porque se han desaprovechado muchas cosas, porque no resultan creíbles comunidades de nativos tan permeables a nuevos dioses y religiones, porque los brujos de la tribu son light y consensuan sus acertijos con el poder civil, porque los jefes no son más que prolíficos sementales con numerosas esposas, porque el trabajo de Roger Moore decepciona, porque los pecados ya no venden como antes y porque por mucho que busquemos comparaciones, ni es Narciso Negro ni Historia de una monja. Y segundas partes, reales o presuntas, por lo general no son buenas. Y esta, ni siquiera es una segunda parte…

Esta crítica de Misión en la jungla ha sido leída 1089 veces.

Ha recibido 6 votos y está valorada con un 6,67.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:

Recomienda en Facebook critica mision en la jungla 1961
Tuitear critica mision en la jungla 1961
Wasapea critica mision en la jungla 1961
Icono Whatshapp



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar