LISTADO CRITICAS | Más recientes | Más Valoradas | Más Votadas | Más Leídas | Todas |

Ordet (la palabra) (1955) 31/05/2011
Una crítica de Bakunin

Año: 1955   Guión: Carl Theodor Dreyer   Música: Paul Schierbeck   Fotografía: Henning Bendsten   Título original: Ordet
Intérpretes:

dateCreated

"Ordet". Una de las películas más valoradas en la historia del cine de forma incomprensible. El guión podría ser sugerente: la intransigencia de las religiones, sean éstas las que sean, a lo largo del espacio y del tiempo, aquí, ahí, allá o acullá. Pero uno ya lo sabía. Sí, quizás en los años cincuenta podría ser de algún modo algo impactante, pero el posible mensaje que pudiera lanzar Dreyer me resbala como la espuma en la ducha.




Cualquier intento de ejemplarizar queda desvalorizado por el desenlace final, tan alejado de la realidad y del raciocinio. ¿Vamos con los aspectos positivos? Los de siempre para el esnobista cinéfilo: que si la fotografía, que si el blanco y negro, que si la música, que si el movimiento panorámico de la cámara, que si la sobriedad en el decorado y en la ambientación, que si la ausencia de efectos especiales, que si la sencillez en las propuestas filosóficas del director, que si leches.

Las secuencias son todas iguales. Dos personajes en una habitación charlan un rato, sale uno de ellos por una puerta y entra por otra otro personaje. Así casi toda la película. Sus diálogos versan siempre sobre lo mismo y, para que el espectador que pasa de religiones como de comer mierda no se amuerme, un personaje se va de un extremo a otro de la habitación para que haya sensación de movimiento, de que algo está ocurriendo. O pasan a otro cuarto para continuar erre que erre con el tema de la apotema.

Los actores están tan encorchetados en el papel teatral del guión que provocan desinterés y falta de credibilidad. Mientras hablan casi siempre están con la mirada fija en el suelo, con total ausencia de algún tipo de gesticulaciones. Vamos, como si no fueran de este mundo. Da grima (e invitación a la carcajada) ver al lunático aparecer cada diez minutos por una u otra puerta para decir “sabias sentencias” mirando al suelo. Resumiendo: una película lenta, requetelenta, aburrida a más no poder, fría, pretenciosa, con excesivo metraje, que no recomiendo a nadie.

Esta crítica de Ordet (la palabra) ha sido leída 825 veces.

Ha recibido 12 votos y está valorada con un 7,08.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:

Recomienda en Facebook critica ordet la palabra 2
Tuitear critica ordet la palabra 2
Wasapea critica ordet la palabra 2
Icono Whatshapp



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar