LISTADO CRITICAS | Más recientes | Más Valoradas | Más Votadas | Más Leídas | Todas |

Steve Jobs (2015) 12/02/2016
Una crítica de Aurea García Fernández
Director

Danny Boyle

Año: 2015   Guión: Aaron Sorkin   Música: Daniel Pemberton   Fotografía: Alwin H. Küchler   Título original: Steve Jobs
Intérpretes:

Referencias externas películas: El ala oeste de la Casa Blanca


Durante toda la proyección, y aún despues de finalizada la película, mi sensación fue de absoluto VÉRTIGO y voy a intentar explicar por qué. La película se basa en la monumental biografía de Walter Isaacson, al parecer autorizada por Jobs, aunque naturalmente el director Boyle llevó su película por otros derroteros. Él mismo comenta que cuando Aaron Sokin (gionista de la famosa serie "El Ala Oeste de la Casablanca") le mostró el guión le pareció una locura no hacerlo por más que el desafio fuera enorme: se trataba de mostrar a muchas personas orbitando alrededor de un planeta poco común, o sea el señor Jobs, y Boyle pensó que este tipo de personajes gravitacionales inspiran auténtica devoción, en cierto modo aparecen como deslumbrantes y merece la pena estudiarlos de cerca. Esto pensó Boyle.




El guión de Sorkin está estructurado en tres actos un poco a la manera shakespeariana centrado cada uno en cada una de sus teatrales y multitudinarias presentaciones comerciales. Así el primero gira en torno a la presentación del primer ordenador Macintosh que resulta que sufre un problemilla técnico de última hora que Jobs no acepta y sirve para ponernos en evidencia que este señor siempre consigue que los demás hagan lo que él quiere que hagan, se pueda o no, primer rasgo tiránico que se nos muestra de su personalidad. Esto sucede en 1984.

Cuatro años más tarde despedido ya de la empresa que él mismo fundó monta otro gran espectáculo que sería el segundo acto del drama para presentar el Nxtube un proyecto destinado al fracaso. Y finalmente el tercer acto que yo ya no sé si es tragedia o parodia se situa en 1998 para presentar la primera edición de iMac.

Si sumamos son más o menos 14 años de su vida concentraditos en estas tres píldoras o actos que con unos diálogos intensísimos y unos movimientos de cámara vertiginosos explican, quizás esa sensación acelerada en la que se sumerge el espectador no muy avezado en los nuevos lenguajes.

Estos actos no se desarrollan en los escenarios sino entre bambalinas en los momentos previos a la actuación y es ahí donde vemos al planeta Jobs haciendo gravitar a su alrededor a una serie de personajes que, a través sobre todo de sus miradas, nos van poniendo delante las contradicciones,las miserias,las deficiencias emocionales de este señor. Conflictos como decíamos al principio muy shakespearianos que giran en torno a la venganza, la ambición, los remordimientos, el destino, la soledad,etc.

Todo muy intenso pero las angulaciones inverosímiles de la cámara, la velocidad de los diálogos semejantes a disparos de metralleta, las idas y venidas de todos por entre los despachos y pasillos acaban por dejarte un poco fuera de juego y ya digo con un cierto VÉRTIGO.

Pero...¿no es precisamente eso lo que se busca? Entontecer a las masas hasta el extremo de convertir a un tipo de mucho cuidado poco menos que en un dios, porque no olvidemos que este entronizado sujeto está lleno de episodios oscuros como fraudes fiscales, tramas internacionales para evasión de impuestos, plantas de producción chinas con condiciones de trabajo infrahumanas (puede que sea leyenda urbana pero se cuenta que en estas plantas chinas tuvieron que enrejar las ventanas para evitar los suicidios).

Como ha señalado el internacional economista Vicenc Navarro "su imperio se ha montado sobre la investigación y desarrollo científico financiado con dinero público y su producción sobre la descarada explotación de los trabajadores a los que siempre trató con actitudes claramente hostiles". Es conocido su desprecio hacía él según él excesivo interés por los pobres de Bill Gates. La filantropía ha sido practicada por los magnates americanos desde siempre y también está en la historia: recordad que los despóticos reyes y sus nobles construían monasterios, iglesias y catedrales para así aliviar sus conciencias. Pues bien se ve que el señor Jobs pasaba olimpicamente de estas tradiciones. No sé yo en el budismo al que él se apuntó cómo va eso de la culpa, la caridad, la justicia y todo lo demás; en lo relativo a su salud el régimen de ayunos al que se sometió para tratar su cáncer no le fue nada bien. Pura contradicción en efecto por un lado tecnologias punta al mismo tiempo que hierbecitas sanadoras. ¿Un superhombre? Más bien un hombre diría yo.

Es interesante anotar algunas de las investigaciones llevadas a cabo por el F.B.I. cuando fue propuesto como Consejero de Comercio Exterior del gobierno de G.Bush. Se señalaba en esos informes en primer lugar su carácter superficial y cruel en las relaciones personales, así como su narcisismo que le impedia tener una vida personal. También que su integridad personal y honestidad dejaban mucho que desear y que distorsionaba la realidad. Hay que añadir que nadie ponia en duda su capacidad de trabajo y su amplia visión comercial. En palabras del magnate Rupert Murdoch "fue el mejor consejero delegado de su generación" pero por otro lado la prensa siempre se quejó de que en muy repetidas ocasiones fue en contra de los principios más básicos de la prensa libre.

Pero hablemos de los actores pues sus magníficas interpretaciones aportan mucho al desarrollo del film. Extraordinaria Kate Winslet a la que cuesta reconocer en esa estupenda caracterización como asistente personal y amiga que nos va dando las claves de la esencia contradictoria del personaje. De hecho todos los secundarios están ahí para explicarnos al protagonista cuya interpretación corre a cargo del actor alemán Michael Fassbender no imitando al Jobs real sino reinventándolo de manera magistral siempre en tensión, obsesionado por sí mismo y buscando siempre la perfección en cada una de las cosas que hace, tal vez porque sabía que nunca iba a encontarla en su propia vida. Muy acertada así mismo la presencia constante de Seth Rogen en el papel de Steve Wozniak, el amigo traicionado, que está ahí cual Pepito Grillo recordándole continuamente su traición. Es un actor de comedia y clava al personaje.

Metáfora y espejo de su tiempo este idolo de masas ha creado una generación de "raritos" hiperconectados sin que él nunca fuera según la película ni un programador brillante ni un visionario original pero que sí usó y desechó a todo el que estuvo a su lado y que supo entender el sentido de todo y darle forma atractiva aunque engañosa (sus productos están hechos para no durar con mil y un inconvenientes a la hora de la reparación) para venderlo a la sociedad que lo escuchó y lo mitificó. Descanse en paz.

Esta crítica de Steve Jobs ha sido leída 644 veces.

Ha recibido 8 votos y está valorada con un 7,38.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:

Recomienda en Facebook critica steve jobs 2015
Tuitear critica steve jobs 2015
Wasapea critica steve jobs 2015
Icono Whatshapp



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar