LISTADO CRITICAS | Más recientes | Más Valoradas | Más Votadas | Más Leídas | Todas |

Yo te saludo, María (1985) 01/12/2008
Una crítica de Inmaculada de la Nogal Panero

Año: 1985   Guión: Jean-Luc Godard   Fotografía: Jean-Bernard Menoud   Título original: Je vous salue, Marie
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Billy Wilder

dateCreated

"Yo te saludo, María" es uno más entre los muchos intentos fallidos que se han sucedido a lo largo de la historia del séptimo arte de dar una versión cinematográfica adaptada al siglo XX de un relato bíblico.




En esta película Jean-Luc Godard pretende actualizar la historia de la virgen María adaptándola a los tiempos modernos, no tratando de acercarnos esas figuras hoy tan lejanas de las Escrituras y hacérnoslas más fácilmente comprensibles, sino dando su visión particular sobre el tema. El resultado es un relato difícil de entender contado desde un punto de vista irreverente y hasta blasfemo del dogma de la Inmaculada Concepción.

A través de la paráfrasis del misterio de la Natividad Godard reflexiona sobre su propio trabajo como cineasta, sobre la gestación de las películas, a la cual otorga cierto carácter sagrado.

"Yo te saludo, María" o lo que podríamos llamar el Evangelio según Godard, aparece precedido del corto "El libro de María", que actúa como prólogo, aunque no alcancemos a comprender la relación entre uno y otro filme, aparte del nombre de la protagonista y de una técnica narrativa similar. Y es que resulta difícil penetrar los enigmas godardianos, apenas podemos vislumbrar el sentido de su palabra.

Godard nos presenta su parodia con aparente objetividad, imitando el estilo bíblico al ofrecernos su testimonio con una cierta falta de emoción, sin apasionamiento, y al hacer aparecer a lo largo de la película las palabras "en aquel tiempo". Sin embargo, las imágenes que jalonan el filme, estratégicamente situadas para ilustrar o dar fuerza a las palabras y a las escenas, son de una belleza visual impresionante y de una enorme expresividad.

Al adaptar los personajes bíblicos los altera y los deforma de tal manera, que resultan inverosímiles.

La figura de José es ninguneada y hasta ridiculizada. En lugar de hombre justo y baluarte de María parece un pelele en manos de ésta.

María es una muchacha neurótica, maleducada y grosera, sobre todo con José, que juega al baloncesto y ayuda a su padre en una gasolinera. Si bien existe una cierta irreverencia al mostrárnosla retorciéndose en la cama con ataques histéricos o desnuda en el momento de ser fecundada por Dios, se trata de desnudos exentos de obscenidad. Sin embargo, el director suizo roza peligrosamente los límites de la perversión y del incesto en la escena que presenta a Jesús jugando al juego de la ballena bajo el camisón de María.

Más grotesco aún es el ángel Gabriel de "Yo te saludo, María". Godard nos muestra una especie de mendigo con visos de profeta loco que parece sufrir síntomas de síndrome de abstinencia por su nerviosismo y sus ataques de agresividad plasmados a través de los golpes que propina a un atónito José. Sin embargo, aún más sorprendente y hasta divertido es que en el momento de la Anunciación a María este republicano ángel Gabriel se equivoque de texto y, en vez de las palabras adecuadas, diga: "No estaremos tranquilos mientras queden Borbones en España". No sólo parece haber una crítica de los profetas y de los visionarios a través de este personaje, sino de los dogmas, impuestos a cogotazos. "El tabú elimina el pecado", nos dice.

Más desconcertante si cabe es la relación entre el profesor, que parece representar a Juan el Bautista, y Eva.

A las deficiencias propias del filme hemos de añadir, en la versión española, la del título; pues, como bien es sabido, el título original de la película de Godard es "Je vous salue, Marie", frase que constituye el inicio del "Ave María". De manera que el título debería traducirse al español como "Dios te salve, María", pues esa traducción tan literal desvirtúa la intención del título francés.

"Yo te saludo, María" es, en definitiva, otro filme típicamente godardiano en el que se mezclan complejidad y poesía, que fue objeto de una inmerecida atención debido a la polémica desatada a raíz de las críticas sufridas por parte de ciertos sectores católicos, pues no pasa de ser un vástago más, levemente irritante y pretencioso, de este "diletante" (así lo llamó Billy Wilder) director suizo.

Esta crítica de Yo te saludo, María ha sido leída 5825 veces.

Ha recibido 35 votos y está valorada con un 7,89.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:

Recomienda en Facebook critica yo te saludo maria
Tuitear critica yo te saludo maria
Wasapea critica yo te saludo maria
Icono Whatshapp



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar